Los mandamases de la continuidad nunca aprenderán a vérselas con las protestas pacíficas

Son demasiado soberbios y asustadizos, y están conscientes de que está en juego la supervivencia del régimen

27 de marzo de 2024 Luis Cino
Screenshot 2024-03-25 at 10.32.49 PM

Pese a que hay informaciones de que hubo una decena de detenidos durante las protestas ocurridas el 17 y 18 de marzo en Santiago de Cuba, Bayamo y El Cobre, sorprende a muchos que el régimen no desatara una represión como la de los días 11 y 12 de julio de 2021 que arrojó más de un millar de encarcelados. En vez de eso, han tratado de restar importancia y despolitizar el carácter de las protestas y aplacarlas con la distribución de comida sacada de la reserva estatal y las promesas de que se van a escuchar los reclamos de la población.   

Pudiera pensarse que los mandamases del régimen de la continuidad castrista están resignándose y aprendiendo, en vez de dar la orden de combate a sus represores, a tolerar las protestas pacíficas de la población por el estado catastrófico en todo sentido al que han conducido el país.

No nos engañemos. Los mandamases nunca aprenderán a vérselas con las protestas pacíficas y menos aún a llegar a una conciliación con quienes les adversen un milímetro de poder. Son demasiado soberbios y asustadizos, y están conscientes de que está en juego la supervivencia del régimen. Basta tirar de un hilo para que se deshilache ese trapo podrido y lleno de desgarrones.

El presidente Díaz-Canel, tan viajero como es, en vez de ir a Santiago de Cuba y dar el frente a la situación, culpó de las protestas al Gobierno norteamericano y a “terroristas” radicados en Miami que, según afirmó, instigan desde las redes sociales. Y luego, se fue con el premier Marrero, ambos con kufiya, a un coloquio con propagandistas de la izquierda mundial donde se pusieron espejuelos de realidad virtual para interesarse por la situación… en Gaza.

Poco, casi nada aprendieron del 11 J los mandamases. Hay que estar demasiado desconectado de la realidad y subestimar demasiado al pueblo cubano para creer que son las instigaciones desde el exterior a tirarse para la calle y no el hambre y la desesperación las que motivan las protestas.

Screenshot 2024-03-21 at 12.44.11 AM¿Qué hubiera pasado de haber tenido éxito el ataque al Palacio Presidencial?

De nada vale que los mandamases finjan no oír, o atribuyan a unos pocos, los gritos de “libertad”, “patria y vida” y los improperios y pintadas en las paredes contra el gobernante. Está claro, incluso para quienes aún no se deciden a romper abiertamente con el régimen, que el cambio es una cuestión de vida o muerte.

En los medios oficialistas citan, una y otra vez, el memorándum de Lester Mallory de 1960 donde recetaba el hambre y la insatisfacción para acabar con el apoyo mayoritario al régimen de Fidel Castro. Pero sucede, y eso lo saben los mandamases, que ese apoyo mayoritario hace décadas que se esfumó, aún en vida de Fidel Castro. Y no ha sido tanto por las innegables privaciones impuestas por las sanciones económicas del Gobierno norteamericano como por la opresión y los abusos que han llevado al actual hartazgo popular.

Los cubanos quieren libertad y no solo “corriente y comida”, como quieren hacer ver los mandamases.  

Culpar de las protestas a las incitaciones desde el exilio, más que simplista y ridículo resulta perverso. Es una maniobra del régimen para minimizar sus culpas y seguir dividiendo a los cubanos.  

¿Por qué los cubanos en el exterior, que por vivir en otros lares no han dejado de ser cubanos ni de amar a los suyos, no van a tener derecho a pronunciarse sobre la situación de su país? ¿Acaso su único derecho es a pagar el rescate por sus hambreados familiares enviando remesas que inevitablemente van a parar a las arcas del régimen?

Con lo exaltados que somos los cubanos y lo caldeados que están los ánimos, deberían mostrar más responsabilidad y sensatez ciertos influencers, youtubers y otras figuras del exilio, cuyo apasionado tremebundismo vengativo está siendo aprovechado por la dictadura para asustar con las consecuencias que pudiera tener su eventual derrocamiento.

Screenshot 2024-03-14 at 1.34.40 PMLa Libreta de Abastecimiento (racionamiento) cumple 62 años. Hambre y desesperanza en Cuba

Se sabe que no es momento de andar con paños tibios, pero no se debe contribuir al atrincheramiento del régimen.

Los mandamases van a simular que escuchan los reclamos del pueblo, pero no van a dialogar con él para buscar un entendimiento, sino a continuar con su monólogo de embustes, tratando de ganar tiempo. Y cada vez les va a resultar más difícil. Puede que ahora consigan aplacar las protestas, pero como no podrán eliminar las causas que las provocan y como absolutamente todo se les está yendo de las manos, con tanta desesperación como hay, es inevitable que vuelvan a estallar.  Y no se sabe, tan propensos como son los mandamases a la represión pura y dura, en qué puedan parar.  

Por estos días son muchos los que se muestran preocupados por un desenlace violento. Entre ellos, el siempre tan ponderado y prudente respecto al castrismo académico Arturo López Levy, quien en un artículo en La Joven Cuba abogó por “una solución patriótica viable”.

La única solución de ese tipo sería que los mandamases se decidieran, no solo a hacer reformas económicas, sino a despenalizar el disenso, renunciar a la hegemonía del partido único, aceptar el pluralismo político y hacer elecciones libres. Sería un saludable primer paso para el levantamiento del embargo. Pero los mandamases son incapaces de eso. Tendrían que ser menos soberbios, intolerantes, cobardes y egoístas. Y entonces no serían ellos, no estarían donde están ni los cubanos hubiéramos llegado a esta encrucijada.

Collage _El lado más soleado y más oscuro de mi calle_, LLL, 2023Todas las Habanas son Habanas perdidas

Publicado originalmente en Cubanet. Luis Cino Álvarez reside en Arroyo Naranjo, Cuba, y a pesar de la represión desde 1998 ejerce el periodismo independiente. Entre 2002 y la Primavera Negra de 2003 perteneció al consejo de redacción de la revista De Cuba. Fue subdirector de Primavera Digital. Es colaborador de CubaNet desde hace 20 años. Trabajó como profesor de inglés, en la construcción y la agricultura. Sueña con poder dedicarse por entero y libre a escribir narrativa. Le apasionan los buenos libros, el mar, el jazz y los blues.     

Screenshot 2023-08-05 at 7.02.23 AMAlmas violadas por la irracionalidad woke y el transgenerismo

Lo más visto
Screenshot 2024-05-07 at 1.49.33 PM

El culebrón de Pedro Sánchez no termina

Luis Cino
Hechos 10 de mayo de 2024

¿De veras alguien creyó que Pedro Sánchez, por amor a Begoña, iba a dimitir? ¿Con todas las maromas que tuvo que hacer para conseguir la presidencia? ¿Con todos los sapos que tuvo que tragar en esa alianza con Podemos, la izquierda más recalcitrante, los separatistas vascos y catalanes, Puigdemont y demás prófugos de la justicia a quien ofreció amnistiar?

Screenshot 2024-05-12 at 5.38.19 PM

No es solo antisemitismo en universidades, es un serio problema de seguridad nacional: ¿Despertará Estados Unidos?

RICARDO ISRAEL
Autores 12 de mayo de 2024

Lo que nos muestran las protestas en las universidades es que el verdadero objetivo no es Israel, sino el país norteamericano, que todavía no parece ni entenderlo del todo ni reaccionar. El lenguaje se ha alterado y se llama ocupación “pacifica” lo que simplemente es violento e ilegal, una muestra más de la cantidad de complejos que existen en occidente en general y en EE. UU. en particular

Screenshot 2024-05-12 at 6.19.42 PM

El único periodismo que acepta la dictadura es el simulacro del oficio

LUIS CINO
Hechos 13 de mayo de 2024

La represión no es solo contra los periodistas independientes. El régimen también considera delito y penaliza severamente a las personas que en las redes sociales informan sobre las protestas. Hace unos días, a la joven Mayelín Rodríguez Prado la condenaron a 15 años de prisión

Suscríbete al newsletter para recibir periódicamente las novedades en tu email