Piano man de Billy Joel cumplió 50 años... y ¿qué pasó en 1979 en La Habana?

El concierto era estrictamente solo para invitados. Ya ustedes saben quiénes: pejes gordos de la cultura oficial y sus amigotes y amiguitas, para nada interesados en “la música del enemigo”

Autores 08 de enero de 2024 Luis Cino
Screen Shot 2023-12-21 at 9.29.19 PM

Se pueden decir muchas cosas de Billy Joel pero ninguna de ellas  por sí sola basta para dar una idea de su importancia en la música popular del siglo XX. Tal vez, si se suman todas, se logre una definición que se aproxime.

Pudiéramos decir, por ejemplo, que es la versión norteamericana de Elton John; que es el piano-man por antonomasia, con un sello muy propio;  un boxeador y pianista  que afortunadamente para nosotros los melómanos, se echó a perder para la llamada música clásica de tan influido como fue por  el rock and roll y el jazz; un cronista de la vida norteamericana en los años post-Vietnam y de la era Reagan;  un excelente narrador que canta sus historias en vez de plasmarlas en libros de relatos; un autor de canciones que de tan perdurables, parecen ser eternas.

Una de esas canciones es Piano man donde refleja la atmósfera y los personajes en un club nocturno amenizado por un pianista sin suerte en una noche de sábado. Lo hizo tan bien que cuando uno oye la canción, casi que percibe el olor a cerveza impregnado en el micrófono del cantante.   

Diseño sin título (33)Calvert Casey: el escritor contra la homofobia de Estado

Luego del éxito de Piano man en 1973, Billy Joel demoraría cuatro años para grabar, en 1977, su disco definitivo: The Stranger. Un año después, se consagró con 52th Street. 

 Ambos discos iniciaron  por adelantado la música de los años 80.  Billy Joel, a despecho de modas y modos discotequeros, en álbumes como Glass houses,  An inocent man, The nylon curtain, The bridge y Storm front,  se las arregló perfectamente para regalarnos alguna de la mejor música que se hizo en esa década. En 1992 grabó su último álbum de estudio, River of dreams.

Con Billy Joel tengo una gran frustración: no haber podido asistir a su actuación en el teatro Karl Marx cuando vino, con otros artistas norteamericanos de la CBS, al Havana Jam, en marzo de 1979, cuando estaban en pleno apogeo las canciones del 52th Street. 

Diseño sin título (37)La Vigía, Hemingway y la finca del castrismo

El concierto era estrictamente solo para invitados. Ya ustedes saben quiénes: pejes gordos de la cultura oficial y sus amigotes y amiguitas, para nada interesados en “la música del enemigo”.  No solo me perdí a Billy Joel: también a Stephen Stills, Rita Coolidge, Kriss Kristoferson,  Weather Report y el Doom Trio (¡con Yaco Pastorius y John McLaughlin!).

Ni fragmentos de las tres noches de conciertos pudimos ver en la TV, porque jamás los transmitieron.

Los que verdaderamente hubiéramos disfrutado aquellos conciertos, no pudimos ni siquiera pararnos en los alrededores del custodiado teatro por si había un chance de comprar la entrada a un revendedor o colarse, porque si no nos botaba la policía a cajas destempladas, nos encerrarían en un calabozo hasta que se acordaran de soltarnos, probablemente con una multa y un acta de advertencia.

Screenshot 2023-12-12 at 12.42.46 AM60 años sin Lecuona, el más grande compositor cubano

Publicado originalmente en Cubanet. Luis Cino Álvarez reside en Arroyo Naranjo, Cuba, y a pesar de la represión desde 1998 ejerce el periodismo independiente. Entre 2002 y la Primavera Negra de 2003 perteneció al consejo de redacción de la revista De Cuba. Fue subdirector de Primavera Digital. Es colaborador de CubaNet desde hace 20 años. Trabajó como profesor de inglés, en la construcción y la agricultura. Sueña con poder dedicarse por entero y libre a escribir narrativa. Le apasionan los buenos libros, el mar, el jazz y los blues. 

Diseño sin título (36)La cultura oficial olvidó a Julián del Casal

Te puede interesar
Screenshot 2024-03-08 at 7.13.03 PM

El poder de las urnas

Luis Beltrán Guerra
Autores 12 de marzo de 2024

El severo cuestionamiento a la democracia a quienes la conducen es ya generalizado. El bienestar individual maximizado vs el colectivo cuesta comprendérsele, ni mucho menos compartirse. Una especie de “alegría de tísico”, el desaliento después de la lectura de las urnas y el recuento de los voto

Lo más visto
Screenshot 2024-05-07 at 1.49.33 PM

El culebrón de Pedro Sánchez no termina

Luis Cino
Hechos 10 de mayo de 2024

¿De veras alguien creyó que Pedro Sánchez, por amor a Begoña, iba a dimitir? ¿Con todas las maromas que tuvo que hacer para conseguir la presidencia? ¿Con todos los sapos que tuvo que tragar en esa alianza con Podemos, la izquierda más recalcitrante, los separatistas vascos y catalanes, Puigdemont y demás prófugos de la justicia a quien ofreció amnistiar?

Screenshot 2024-05-12 at 5.38.19 PM

No es solo antisemitismo en universidades, es un serio problema de seguridad nacional: ¿Despertará Estados Unidos?

RICARDO ISRAEL
Autores 12 de mayo de 2024

Lo que nos muestran las protestas en las universidades es que el verdadero objetivo no es Israel, sino el país norteamericano, que todavía no parece ni entenderlo del todo ni reaccionar. El lenguaje se ha alterado y se llama ocupación “pacifica” lo que simplemente es violento e ilegal, una muestra más de la cantidad de complejos que existen en occidente en general y en EE. UU. en particular

Screenshot 2024-05-12 at 6.19.42 PM

El único periodismo que acepta la dictadura es el simulacro del oficio

LUIS CINO
Hechos 13 de mayo de 2024

La represión no es solo contra los periodistas independientes. El régimen también considera delito y penaliza severamente a las personas que en las redes sociales informan sobre las protestas. Hace unos días, a la joven Mayelín Rodríguez Prado la condenaron a 15 años de prisión

Suscríbete al newsletter para recibir periódicamente las novedades en tu email