El ejército demócrata: dudosas víctimas, abogados corruptos y prolíficas actrices porno

Los izquierdistas (elementos vaselinosos) y activistas de la denominada cultura woke no se detienen en la creación de artimañas contra Trump.

Autores 11 de mayo de 2023 ENC ENC
Diseño sin título (26)

El "circo, la "cruzada", el "proceso", como se quiera llamar, continúa en la arena judicial en torno al expresidente Donald Trump. Para muchos, las estrategias banales resultan cuando menos absurdas o malintencionadas con el único propósito de infringir daño electoral. Para otros apenas se sostienen o carecen de fundamento:  Abogados corruptos, actrices porno y mujeres despechadas que aparecen de la nada como "cazafortunas" son parte esencial de la artillería demócrata. Un ejército armado hasta los dientes con la cizaña operativa de la izquierda radical.

Un jurado en Nueva York declaró a Trump como presunto responsable de una alegada agresión sexual contra E. Jean Carroll, quien en la década del 90 se desempeñaba como periodista. Los nueve miembros del jurado, seis hombres y tres mujeres, encontraron al exmandatario responsable aunque rechazaron que hubiese violado a la supuesta víctima, por cierto muy sonriente con la suma de 5 millones que abonará, expresión que contrasta con los sentimientos de alguien verdaderamente dolida o quebrantada.

Trump calificó de “vergüenza” el veredicto del jurado. "No tengo absolutamente ni idea de quién es esta mujer", escribió en su red Truth Social. Y es que las acusaciones contra Trump aparecen siempre en época electoral. Cerca de una docena de mujeres acusaron a Trump de agresión sexual antes de las elecciones de 2016 en las que llegó a la presidencia de Estados Unidos.

La defensa de Carroll presentó como testigos en el juicio a otras dos mujeres que dijeron haber sido "víctimas de agresión sexual" por parte de Trump. Una de ellas, la ejecutiva Jessica Leeds, dijo en la corte que Trump la toqueteó en un vuelo interno en clase business en la década de 1970. Óigame, hay que tener memoria. ¿Cómo creerle a alguien basado solo en su palabra militante? ¿Más de cuatro décadas después Jones se acordó de su presunto trauma?

"No mediaron palabras, surgió de la nada (...) Trató de besarme, de tocar mis senos", afirmó Leeds 
Entretanto, la periodista Natasha Stoynoff aseguró también que el magnate la había besado sin su consentimiento durante una entrevista en su mansión de Mar-a-Lago en 2005.

El magnate, que aspira volver a la Casa Blanca en los comicios de 2024, siempre ha negado las acusaciones.
Los izquierdistas (elementos vaselinosos) y activistas de la denominada cultura woke no se detienen en la creación de artimañas. No se limita a los presuntos documentos secretos que presuntamente aparecieron en Mar a lago, o las investigaciones en torno a los sucesos del capitolio. 

Coincidentemente, el juez magistrado federal de Florida, Bruce Reinhart, que firmó la orden de allanamiento para la redada del FBI en Mar-a-Lago, residencia del expresidente Donald Trump fue donante a la campaña presidencial de Barack Obama en 2008 y había sido criticado previamente por representar a ex empleados de Jeffrey Epstein en relación con su escándalo de tráfico sexual. 

En Nueva York le llevan una guerra declarada de jueces serviles a intereses "soroianos". La principal fiscal de ese estado la demócrata Letitia James, demandó en septiembre a Trump, Donald Trump Jr, Eric Trump, Ivanka Trump y la Organización Trump alegando que supuestamente "mintieron" durante años a los recaudadores de impuestos, a los prestamistas y a las aseguradoras. James pretende que Trump pague al menos 250 millones de dólares en multas -una suma que ella dice que ganó con el supuesto "fraude" y que se le prohíba a su familia dirigir negocios en el estado.

Ahora el juez penal de Nueva York, Juan Merchan , a cargo del caso de Donald Trump pidió a la fiscalía y la defensa que acuerden una fecha precisa para celebrar el juicio, entre febrero y marzo del próximo año. La instrucción tiene toda la intención de atacar políticamente a Trump, pues la fecha del juicio por el dinero  supuestamente pagado por el expresidente a la prolifera estrella porno Stormy Daniels tendrá lugar en medio de las primarias republicanas para la carrera presidencial de 2024, en las que Trump buscará recuperar el cargo.

Merchan dijo que una vez que se fije la fecha, todas las partes, incluido Trump, favorito para la nominación republicana, no deben programar otros eventos: "No puede aceptar ningún compromiso de actos públicos, ni comparecencias”.

Los comentarios de Merchan se produjeron durante la primera audiencia del caso desde que Trump fue procesado el mes pasado por 34 cargos. El juez Merchan, es un donante habitual de la causa demócrata incluyendo la campaña del presidente Biden. Los registros de la Comisión Federal de Elecciones muestran que Merchan hizo tres donaciones pequeñas en un lapso de dos días en julio de 2020 a través de ActBlue, la plataforma de recaudación de fondos en línea preferida del Partido Demócrata.

El juez veterano aportó a la campaña “Biden for President” e hizo contribuciones al Progressive Turnout Project y Stop Republicans. La misión declarada del Progressive Turnout Project es “reunir a los demócratas para que voten”, según el sitio web del grupo.

Trump niega los cargos relacionados con los reembolsos a su entonces abogado Michael Cohen por el pago de 130.000 dólares a Daniels. 

La reacción de miles de seguidores y de congresistas estatales y federales republicanos ha sido inmediata y contundente en medios de prensa y redes sociales. Casi todos coinciden que este nuevo ataque contra Trump está impulsado por fines políticos y mezquinos, sin importar el daño a Estados Unidos.

El ejército vaselinoso demócrata 

Stormy Daniels

Actriz porno con más de 330 películas para adultos y que también tuvo pequeños papeles en filmes convencionales como “The 40-Year-Old Virgin” y “Knocked Up”, habría recibido un pago de 130.000 dólares para guardar silencio sobre lo que describe como un extraño e inesperado encuentro sexual con Trump en un torneo de golf para celebridades en Lake Tahoe, en 2006. Trump niega haber tenido relaciones sexuales con Daniels.

Daniels, cuyo nombre real es Stephanie Clifford, habría recibido el pago en las últimas semanas de la campaña presidencial de Trump de 2016, después de que su representante dijera que ella estaba dispuesta a hacer declaraciones oficiales a la publicación National Enquirer o en televisión para confirmar un alegado encuentro sexual con Trump.

Hay que sacarle provecho al presunto "dolor".  Daniels intentó capitalizar su renovada fama después de que se hiciera pública la noticia del presunto pago, embarcándose en una gira nacional por clubes de desnudistas en 2018. Durante una escala en Columbus, Ohio, Daniels fue arrestada bajo sospecha de tocar inapropiadamente a un agente encubierto, pero los cargos fueron desestimados horas más tarde.

Su exabogado, Michael Avenatti, cumple una condena de 11 años en prisión por extorsión y fraude, incluida una condena por robar 297.000 dólares de las ganancias del libro que publicó Daniels en 2018: “Full Disclosure”.

Karen McDougal

La ex modelo de Playboy dijo que tuvo un amorío de 10 meses con Trump a mediados de la década de 2000, y que habría recibido un pago de 150.000 dólares en 2016 de parte de la compañía matriz del National Enquirer por los derechos para publicar su historia sobre la supuesta relación. Trump niega haber tenido una aventura con ella.

La historia nunca se publicó. La compañía se guardó la historia de McDougal hasta después de la elección. American Media Inc. ha reconocido que sus pagos a McDougal eran con el fin específico de ayudar a la campaña electoral de Trump y se realizaron “en coordinación” con su campaña.

McDougal ha dicho que Trump intentó pagarle después de su primer encuentro sexual en el Beverly Hills Hotel en 2006. La ex modelo dijo que había continuado su relación con Trump durante unos 10 meses y le puso fin en abril de 2007 porque se sentía culpable.

Michael Cohen

Abogado de profesión, Cohen trabajó para la Organización Trump de 2006 a 2017, desempeñándose como el "solucionador" de problemas. Una vez declaró orgulloso que “tomaría una bala” por su jefe. Cohen habría asumido el papel de organizar el pago para Daniels, mediante una corporación que creó con ese propósito. Dijo que posteriormente el dinero le fue reembolsado por Trump, cuya compañía registró el pago y los bonos relacionados como “gastos legales”.

Fiscales federales acusaron a Cohen en 2018 de evasión fiscal relacionada con sus inversiones en la industria de taxis, de mentirle al Congreso y de violaciones a las finanzas de campaña por los pagos a Daniels y McDougal.
Cohen, quien culpó a Trump de sus problemas legales, se declaró culpable y pasó alrededor de un año en prisión antes de que fuera enviado a confinamiento domiciliario debido a la pandemia de COVID-19. Se declaró culpable y pasó tiempo en una cárcel federal y ahora es un testigo clave de la fiscalía en la investigación del fiscal de distrito de Manhattan.

Allen Weisselberg 

Director de finanzas de la Organización Trump, durante varios años, tomaba decisiones clave sobre la manera en que la compañía llevaba su contabilidad, pero Weisselberg no parecía estar cooperando con la investigación sobre los pagos a Daniels y McDougal.

Durante su testimonio ante el Congreso en 2019, Cohen dijo que fue Weisselberg el que decidió cómo estructurar su reembolso por el pago a Daniels. Cohen dijo que Weisselberg realizó el pago durante 12 meses “para que pareciera un anticipo”.

Los fiscales federales le otorgaron inmunidad limitada a cambio de su testimonio ante el jurado investigador en su pesquisa sobre los pagos. Pero la fiscalía de Manhattan finalmente presentó cargos no relacionados contra Weisselberg por evadir impuestos sobre beneficios laborales que obtuvo de la compañía de Trump, incluyendo un apartamento libre de alquiler y un automóvil de lujo.

Se declaró culpable y cumple una breve sentencia en prisión que finaliza en abril.

David Pecker

El exeditor del National Enquirer y viejo amigo de Trump testificó en dos ocasiones ante el jurado investigador sobre la participación del tabloide en suprimir historias negativas sobre Trump.

Pecker se reunió con Cohen durante la campaña de Trump en 2016 y dijo que la compañía matriz del Enquirer ayudaría a comprar y enterrar cualquier posible historia perjudicial sobre las relaciones de Trump con las mujeres.
Pecker, quien era presidente y director general del Enquirer en ese momento, accedió a mantener informado a Cohen sobre estas historias. En junio de 2016, alertó a Cohen de que un abogado de McDougal se había acercado a la publicación con el fin de vender su historia sobre un supuesto amorío con Trump.

Como siempre el rastro del dinero y de las verdaderas intenciones.  El dueño del Enquirer en ese momento, American Media Inc., accedió a pagarle a McDougal por “derechos limitados” de la historia sobre su relación con “cualquier hombre que estuviera casado en ese momento”. 

La editorial dijo que publicaría a la modelo en dos portadas de revistas y escribiría más de 100 de sus artículos a cambio de 150.000 dólares.

Alvin Bragg

El primer fiscal de distrito afroamaericano en la historia de Manhattan podría convertirse en el primer fiscal en presentar cargos contra un expresidente de Estados Unidos. El demócrata heredó una investigación en torno a Trump cuando asumió el cargo en enero de 2022.

Bragg se crió en Harlem durante la epidemia de crack de la década de 1980, donde dice que le apuntaron seis veces con un arma de fuego, tres de ellas por parte de la policía. Graduado de la facultad de derecho de Harvard, había trabajado previamente como fiscal federal, director adjunto de la fiscalía general del estado, abogado de derechos civiles y profesor de derecho.

Bragg hizo campaña al cargo proyectándose como un reformista progresista. Fue elegido con el 83% de los votos en Manhattan, de inmensa mayoría demócrata.

Después de asumir el cargo, Bragg puso en pausa una investigación sobre los acuerdos comerciales de Trump, la cual se creía que se enfilaba a posibles cargos. Pero después de que sus fiscales ganaron el año pasado un juicio en el que la Organización Trump fue condenada por evasión fiscal, Bragg convocó a un nuevo jurado investigador para indagar sobre los pagos a Daniels y McDougal. 

Juan Merchan

Jurista y exfiscal, es el juez del caso penal contra Trump, el más reciente de una serie de casos relacionados con Trump que ha presidido.

Como juez interino de la división penal del tribunal de primera instancia de Nueva York, Juan Manuel Merchan fue el juez en el juicio a la Organización Trump por fraude fiscal el año pasado y en un caso relacionado contra Allen Weisselberg, director de finanzas de la compañía durante largo tiempo.

Merchan, de 60 años, es el juez supervisor del jurado investigador que le formuló cargos a Trump y está presidiendo un caso de fraude por el muro fronterizo contra Steve Bannon, añejo aliado de Trump. También es el juez del tribunal de casos de salud mental de Manhattan.

Condujo las negociaciones que derivaron en que Weisselberg llegara a un acuerdo para declararse culpable a mediados del año pasado, bajo el cual se comprometía a testificar en contra de la Organización Trump a cambio de una sentencia de cinco meses de cárcel.

Durante el juicio a la compañía se mantuvo sereno y fue considerado, pero molestó a la defensa con algunos fallos que ellos sintieron eran favorables a la fiscalía.

Graduado de la escuela de derecho Hofstra, trabajó en el juicio y en divisiones de investigaciones de la fiscalía de distrito de Manhattan en la década de 1990, y tuvo varios puestos en la fiscalía estatal antes de ser nombrado juez en 2006.

Empezó siendo juez de un tribunal de lo familiar en el distrito del Bronx. En 2009 fue nombrado al tribunal de reclamaciones, que atiende demandas en contra del estado, y asignado a su papel actual de juez interino en el tribunal de primera instancia, que en Nueva York se le conoce como Corte Suprema. No es un funcionario electo.

Síguelo en Twitter: @YoandyCastaneda 

Te puede interesar
Screenshot 2024-03-14 at 2.26.55 PM

¿Sirve para algo el feminismo?

Hugo Balderrama
Autores 18 de marzo de 2024

Sus acciones no se reducen al tema de Medios de Prensa y Redes Sociales, sino que incluye operaciones terroristas y emboscadas callejeras. De hecho, varias de las militantes bolivianas participaron en los actos violentos de octubre y noviembre 2019, obviamente, apoyando el fraude cometido por el cocalero Morale

Screenshot 2024-05-03 at 8.22.43 AM

Cumbre del crimen organizado de Las Américas con sigla Alba en Venezuela

Carlos Sánchez Berzain
Autores 03 de mayo de 2024

Todas estas conductas son delitos graves que hacen aplicable la Convención de Palermo por mandato del artículo 2 inciso b que define: “por delito grave se entenderá la conducta que constituya un delito punible con una privación de libertad máxima de al menos cuatro años o con una pena más grave”

Screenshot 2024-04-29 at 11.13.41 PM

El elefante en el cuarto

Pedro Miguel González
Autores 01 de mayo de 2024

Muchos de quienes defienden este tipo de inmigración hablan de que el país es inmenso y existen grandes áreas que no están muy pobladas, pero la realidad es que ningún inmigrante llega a este país y se va a vivir al medio del desierto de Arizona o a las praderas del Medio Oeste

Lo más visto

Suscríbete al newsletter para recibir periódicamente las novedades en tu email