90 años ya han pasado desde la caída del machadato

A la Revolución del 30 le debemos el mesianismo revolucionario, el antiamericanismo, el desencanto democrático, el culto a la violencia política. Todo ello condujo a la revolución de Fidel Castro, que brotó, cual genio maléfico, de la botella de las frustraciones republicanas

Autores 16 de agosto de 2023 Luis Cino
Captura de pantalla 2023-08-16 a la(s) 12.56.52 a.m.

El régimen de Gerardo Machado (al que algunos suelen llamar "el machadato") se desplomó el 12 de agosto de 1933, cuando el general presidente, con sus adversarios pisándole los talones, se fue de Cuba en un avión que lo conduciría a Nassau (Bahamas).

Presionado por el ejército y por el enviado del presidente Roosevelt, Sumner Welles —quien, más que mediar, conspiraba abiertamente con varios sectores de la oposición—, con la violencia revolucionaria en ascenso y el país paralizado por una huelga general que entraba en su sexto día, a Machado no le quedó otra salida que huir.

A propósito de aquella huelga general, los comunistas, liderados por Rubén Martínez Villena —un poeta comunista, enamorado de la Rusia bolchevique, que clamaba por “una carga para matar bribones, para acabar la obra de las revoluciones” y que alguna vez tuvo en sus planes un ataque aéreo contra el Palacio Presidencial—, luego de haberse opuesto durante años a la dictadura machadista, unos días antes de la caída de esta, en una jugada que resultaría totalmente errada, pactaron secretamente con el régimen y retiraron su apoyo a la huelga a cambio de ser legalizados y reconocidos como partido político.

Screenshot 2023-08-05 at 4.35.04 AMLa mitología castrista del Moncada


El 7 de agosto, cuando se corrió el falso rumor de que Machado se había ido (rumor supuestamente propalado por la organización opositora ABC), la policía masacró a los que se lanzaron a la calle a celebrar. Pero cuando el día 12 se supo de la huida del dictador, varias decenas de machadistas, principalmente policías, chivatos y porristas de la Liga Patriótica, fueron linchados y muchas casas de funcionarios gubernamentales fueron saqueadas e incendiadas.

El general presidente

El gobierno de Gerardo Machado había durado ocho años. Ex General mambí, Machado, como candidato del Partido Liberal, ganó por amplio margen las elecciones presidenciales de 1924. En sus primeros cuatro años, por su exitoso desempeño, contó con el apoyo de gran parte de la población, pero lo que bien empezó terminó convertido en una dictadura que generó mucho odio y derramamiento de sangre.

Machado, quien, según los estándares de hoy, clasificaría como un populista de derecha, cumplió el lema de su campaña electoral: “agua, caminos y escuelas”. Durante su gobierno, se llevó a cabo un ambicioso plan de obras públicas, que incluyó la construcción de la Carretera Central (1926) y el Capitolio (1928). Si su gestión administrativa no obtuvo mejores resultados fue porque sobrevino la crisis económica mundial de 1929.

A diferencia de los gobiernos que lo precedieron (José Miguel Gómez, Mario García Menocal y Alfredo Zayas), el de Gerardo Machado no se caracterizó por la corrupción. Pero Machado tampoco pasaría a la historia por su honradez, sino por su desmedida ambición de poder y su autoritarismo.

Screenshot 2023-07-15 at 9.49.18 PM11-J, el anhelado y (por el momento) frustrado despertar de los cubanos

Machado perdió el favor popular cuando, aconsejado por sus aduladores y tentado por la experiencia de Mussolini en Italia, se creyó insustituible para la buena gobernanza del país, y mediante la llamada “Prórroga de Poderes” y el Cooperativismo, modificó la Constitución para reelegirse y poder ocupar la presidencia por seis años más, los que necesitaba, según afirmaba, para “completar su obra de gobierno”.

Ante la resistencia que encontró, Machado no vaciló en recurrir a la más cruda represión e incluso la tortura y los asesinatos de opositores, líderes obreros y estudiantiles.

Los grupos que combatían a Machado, tanto de la extrema derecha (el ABC) como de la izquierda radical, no dudaron en recurrir a métodos francamente terroristas. Un ejemplo de ello fue cuando en 1932 los revolucionarios asesinaron en un atentado al senador Clemente Vázquez Bello para volar el previamente dinamitado Cementerio de Colón cuando Machado asistiera al sepelio. Si el plan no tuvo éxito y provocó una masacre en el camposanto fue porque a última hora la familia de Vázquez Bello decidió sepultarlo en Santa Clara, de donde era oriundo, y no en La Habana.

La maldición de Machado

Dicen que Machado —que murió en 1939, a los 67 años, en Miami —, cuando escapó de Cuba, exclamó: “Después de mí, el caos”. Otros afirman que lo que auguró el General Presidente fue “el diluvio”. Y aseguran muchos santeros que Machado “le echó a Cuba un daño”, una brujería que habrían preparado los más sonados mayomberos y ganguleros que encontraron los secuaces del dictador, y que desde 1928 estaría enterrada bajo una ceiba, en el habanero Parque de La Fraternidad.

Screenshot 2023-08-06 at 12.44.51 AM¿Boinas negras de Cuba con "cascos azules" para Haití?

Uno pudiera pensar que los malos augurios y la maldición de Machado se han cumplido al pie de la letra. Basta repasar la historia de Cuba en los noventa años transcurridos desde aquel 12 de agosto de 1933.

Para empezar, tras la caída del régimen de Machado, sobrevino efectivamente el caos que predijo el tirano: Cuba tuvo cuatro gobiernos en poco más de un año, entre 1933 y 1934. Y de ese turbulento período emergió un “hombre fuerte” que de sargento taquígrafo pasó a coronel y luego a general y jefe de las fuerzas armadas: Fulgencio Batista.

Raúl Roa, el canciller del castrismo, aseguraba que “la revolución del 30 se fue a bolina”. Pero, lejos de eso, aquel papalote pesaría ominosamente sobre Cuba, y aún la sobrevuela.

Screenshot 2023-07-30 at 3.09.57 AMEl desprecio de Lenin hacia Tolstoi y los escritores no sometidos

No bastaron para escarmentar a los servidores de las tiranías las represalias de agosto de 1933 contra los porristas. Por el contrario, los sicarios de la Liga Patriótica servirían de inspiración para las brigadas de respuesta rápida del castrismo.

Los grupos que combatieron a Machado, como Joven Cuba, al considerar frustrada su lucha e incumplidos sus objetivos, originaron el pandillerismo revolucionario, que no pudo ser combatido eficazmente por los gobiernos democráticos de Grau y Prío, porque ellos, que también fueron revolucionarios, se sentían comprometidos con sus antiguos compañeros de lucha.

A la Revolución del 30 le debemos el mesianismo revolucionario, el antiamericanismo, el desencanto democrático, el culto a la violencia política. Todo ello condujo a la revolución de Fidel Castro, que brotó, cual genio maléfico, de la botella de las frustraciones republicanas.

Screenshot 2023-08-05 at 7.02.23 AMAlmas violadas por la irracionalidad woke y el transgenerismo

Texto reproducido en El Nuevo Conservador por cortesía de su autor y la agencia Cubanet. Luis Cino Álvarez reside en Arroyo Naranjo, Cuba, y a pesar de la represión desde 1998 ejerce el periodismo independiente. Entre 2002 y la Primavera Negra de 2003 perteneció al consejo de redacción de la revista De Cuba. Fue subdirector de Primavera Digital. Es colaborador de CubaNet desde hace 20 años. Trabajó como profesor de inglés, en la construcción y la agricultura. Sueña con poder dedicarse por entero y libre a escribir narrativa. Le apasionan los buenos libros, el mar, el jazz y los blues. 

Los columnistas son responsables de sus opiniones. 

Te puede interesar
Screenshot 2024-04-11 at 1.26.07 AM

Putin al rescate de La Habana

Hugo Balderrama
Autores 16 de abril de 2024

En la visión de Putin, la guerra no es exclusiva contra Estados Unidos, sino contra Occidente entero. Obviamente, los frentes son múltiples, ya que nadie es neutral en la que muchos llaman la Primera Guerra Global del Siglo XXI

Screenshot 2024-02-28 at 1.05.44 AM

El divorcio necesario de Putin y Maduro

MANUEL AGUILERA
Autores 05 de marzo de 2024

¿Cómo romper entonces la historia de amor entre estos dos enemigos de los EEUU? Una pareja que aunque no habla la misma lengua, comparte intereses como el nulo compromiso con los valores democráticos y el respeto a los derechos humanos

Screenshot 2024-03-22 at 1.52.46 PM

La amenaza nuclear de Vladimir Putin

RICARDO ISRAEL
Autores 22 de marzo de 2024

El armamento nuclear táctico también estuvo presente durante la guerra fría, pero como algo secundario, mientras que hoy es central a la política militar y exterior de Rusia. Puede haber un error de cálculo, pero sería eso un error, entendido como tal. Por ahora la guerra, por estancada que esté, sigue su curso, por algo que indicó Sun Tzu (544 aC- 486 aC) hace más de dos milenios y medio

Lo más visto

Suscríbete al newsletter para recibir periódicamente las novedades en tu email