Propiedad privada, libre comercio y civilización

Sin propiedad privada y libre comercio no hay civilización. Solamente queda el saqueo, la barbarie y el salvajismo

Autores 05 de septiembre de 2023 HUGO BALDERRAMA
Captura de pantalla 2023-09-03 a la(s) 12.50.53 a.m.

Los debates entre economistas se volvieron a poner de moda, especialmente, impulsados por la crisis económica que atraviesa mi natal Bolivia. Por mi parte, estoy de acuerdo en el intercambio de ideas, sin embargo, en los foros que me tocó participar, alguna vez de oyente, otras de ponente, se habla muy poco del papel fundamental que desempeña la propiedad privada en el desarrollo de las naciones.

De hecho, como bien lo advirtió Friedrich Hayek, desde el Siglo XIX la propiedad privada ha sido desplazada de las discusiones económicas. Obviamente, las consecuencias fueron fatales, pues, aquello que debió considerarse como el pilar de la Economía, se redujo a un accesorio. De ahí, que personajes como Gunnar Mydral se hayan atrevido a reducir la propiedad a un tema de tabúes y mitos de sociedades primitivas, ni hablar de todas las corrientes socialistas que, en su afán de buscar la redistribución de la riqueza, promovieron todo tipo de crímenes y acciones terroristas.

En su libro La antigua Europa desde los inicios de la agricultura hasta la antigüedad clásica: una encuesta, el historiador Stuart Piggott explica que el comercio, incluso antes que la agricultura, permitió que los pueblos de la antigüedad incrementaran sus niveles de vida. Pero las mejoras no se redujeron al ámbito comercial, sino que abarcaron a otros aspectos que incluían la hospitalidad, el respeto a la propiedad privada y el desarrollo del Derecho Internacional. Eso a su vez, impulsó el crecimiento de la población, sí amigos, al contrario del cuento progresista, más población significa más desarrollo, la aparición de centros urbanos y, finalmente, el gran salto tecnológico a la agricultura y la ganadería.

Screenshot 2023-08-07 at 2.18.51 AMNarcotráfico en Bolivia, como Evo por su casa

Con todo, no es necesario mirar tan atrás en el tiempo para observar los beneficios de la propiedad privada. Por ejemplo, según la información del Banco Mundial, de 1960 a 2022, el PIB por habitante de Corea del Sur se multiplicó, en términos reales, por un factor de 32,7, lo cual implica una tasa de crecimiento anual promedio de 5,8 por ciento en ese indicador. La extraordinaria expansión económica le permitió a Corea del Sur pasar de ser un país pobre, primordialmente agrícola, a uno de elevada industrialización.

El desarrollo económico de la República de Corea es producto de un entorno institucional que ha favorecido la creación y la expansión de los negocios, haciendo que el éxito se premie y el fracaso se castigue. La estructura de incentivos se ha basado, sobre todo, en la competencia, la baja presión fiscal, la propiedad privada y la orientación al comercio internacional.

Aparte de ser un ejemplo de éxito económico, Corea del Sur se ha convertido en un exportador de cultura, especialmente, en el género del K-POP. Grupos como TXT, BTS, NEW JEANS, STRAY KIDS y muchos otros son los ídolos de los centennials (o generación Z) alrededor del mundo. 

Ahora observe la diferencia respecto a sus paisanos de Corea del Norte. Ahí nadie es ciudadano, su condición se ha reducido a la de rehén de la tiranía de Kim Jong-un. El régimen ha impuesto normas tan dictatoriales como la prohibición de reírse durante la semana que dura el recordatorio del fallecimiento de Kim Jong Il.

Screenshot 2023-08-05 at 12.43.38 AMBolivia: Disneyland de narcos, yihadistas y otras maras

No obstante, no hace falta girar hasta el otro lado del globo para observar el desastre que ocasiona la falta de propiedad privada. La Bolivia de hoy es víctima de grupos delincuenciales que, a nombre de unas supuestas reivindicaciones indígenas, toman por la fuerza tierras agrarias en los departamentos de Cochabamba, Santa Cruz y Beni. 

Al respecto, Félix Oros, vicepresidente del Colegio de Abogados de Santa Cruz, expresó lo siguiente:

"El riesgo es que, si el Estado no interviene en función de la legalidad, desalojando propiedades, procesando a grupos armados, le dará la razón a quienes definieron que tienen que defenderse. Es un riesgo inminente, porque la violencia cuando empieza no sabemos dónde se detendrá".

En resumen, sin propiedad privada y libre comercio no hay civilización. Solamente queda el saqueo, la barbarie y el salvajismo.

Hugo...

Screenshot 2023-08-05 at 7.02.23 AMAlmas violadas por la irracionalidad woke y el transgenerismo

Hugo Marcelo Balderrama es un columnista y docente boliviano que, desde Estados Unidos, colabora con medios internacionales como Panampost y La Iberia, y centros de pensamiento como el Instituto Interamericano por la Democracia. Tiene un doctorado en Economía y una maestría en Administración de Empresas. Es autor de los libros Viernes conservador (2020), Gestión de los patrimonios familiares (2019) y Fe en la libertad (2017). 

Los columnistas son responsables de sus opiniones. 

Te puede interesar
Screenshot 2024-03-14 at 2.26.55 PM

¿Sirve para algo el feminismo?

Hugo Balderrama
Autores 18 de marzo de 2024

Sus acciones no se reducen al tema de Medios de Prensa y Redes Sociales, sino que incluye operaciones terroristas y emboscadas callejeras. De hecho, varias de las militantes bolivianas participaron en los actos violentos de octubre y noviembre 2019, obviamente, apoyando el fraude cometido por el cocalero Morale

Screenshot 2024-02-28 at 12.18.44 AM

El dictador y su nomenklatura

HUGO BALDERRAMA
Autores 04 de marzo de 2024

El subsidio a los hidrocarburos ha sido la principal causa para que las Reservas Internacionales bajen de 15.000 millones a, aproximadamente, 1700 millones

Screenshot 2024-03-29 at 11.21.41 AM

Bolivia, ¿a quién nos enfrentamos?

HUGO BALDERRAMA
Autores 03 de abril de 2024

Una máxima de la estrategia dice que ningún plan funciona si no identificamos al enemigo. Así que, nos toca ver quien es ese enemigo, pues se suele reducir todo a una disputa de ideas o, la tan de moda, batalla cultural

Screenshot 2024-04-29 at 11.13.41 PM

El elefante en el cuarto

Pedro Miguel González
Autores 01 de mayo de 2024

Muchos de quienes defienden este tipo de inmigración hablan de que el país es inmenso y existen grandes áreas que no están muy pobladas, pero la realidad es que ningún inmigrante llega a este país y se va a vivir al medio del desierto de Arizona o a las praderas del Medio Oeste

Lo más visto

Suscríbete al newsletter para recibir periódicamente las novedades en tu email