El proceso de la Microfracción: la mayor represión anticomunista ocurrida en Cuba

Acusados de revisionistas y sectarios y de estar implicados en una conspiración prosoviética, 36 militantes del Partido Comunista fueran arrestados y puestos a disposición de los tribunales. Tres se suicidaron: Javier de Varona, Carlos Rentaría y Eurípides Núñez (este último en una celda de Villa Marista, la sede principal del Departamento de Seguridad del Estado). En juicios sumarísimos, los acusados de la Microfracción fueron condenados a penas de prisión de entre 15 y cuatro años

Hechos 06 de febrero de 2024 Luis Cino
Screen Shot 2024-01-29 at 6.55.52 PM

La mayor represión anticomunista en Cuba no ocurrió —como pudieran muchos suponer— durante las dictaduras de Gerardo Machado y Fulgencio Batista, sino, paradójicamente, bajo el régimen de Fidel Castro, en los primeros meses de 1968, menos de siete años después de la proclamación del carácter marxista-leninista de la revolución: fue el llamado proceso de la Microfracción.

El por entonces segundo secretario del Partido Comunista y ministro de las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FAR), Raúl Castro, dio el disparo de arrancada de la purga contra decenas de comunistas de la vieja guardia cuando el 24 de enero de 1968, cuando en el informe que leyó durante un pleno del Comité Central, anunció que desde mediados de 1966, gracias a informaciones  de fuentes confiables, se había detectado que existía lo que calificó como  “una corriente de oposición ideológica a la línea del partido”.

Para urdir su trama, la máxima dirigencia del régimen se valió de chivatazos y grabaciones hechas por la Seguridad del Estado para probar que los supuestos complotados criticaban el distanciamiento de la Unión Soviética ocurrido después de octubre de 1962, se quejaban de las políticas económicas en curso y habían contactado con los soviéticos para pedirles que presionaran en pro de que se modificaran dichas políticas  para lograr un mayor crecimiento de la economía.

Screenshot 2024-01-28 at 10.57.01 PMHéroes y antihéroes en el imaginario comunista

También se valieron del chisme y la cizaña al asegurar que los de la Microfracción reprochaban a Blas Roca, Isidoro Malmierca, Jorge Risquet y Lionel Soto por haber entregado el viejo Partido Socialista Popular en manos de Fidel Castro, y lamentaban la designación de ministros que fueron opuestos al comunismo como Raúl Roa, Armando Hart y Faure Chomón.

Acusados de revisionistas y sectarios y de estar implicados en una conspiración prosoviética, 36 militantes del Partido Comunista fueran arrestados y puestos a disposición de los tribunales.

Tres de los acusados se suicidaron: Javier de Varona, Carlos Rentaría y Eurípides Núñez (este último en una celda de Villa Marista, la sede principal del Departamento de Seguridad del Estado).

En juicios sumarísimos, los acusados de la Microfracción  fueron condenados  a penas de prisión de entre 15 y cuatro años. La sanción más dura, de  quince años, fue para Aníbal Escalante.  

A doce años fueron condenados: Octavio Fernández, Ricardo Boffil,  Ramiro Puerta, Inaudis Kindelán, Edmigio López, Luciano Arguelles, Emilio de Quesada, Félix Fleitas. A diez años: Orlando Olivera, Francisco Pérez de Armas, Orestes Valdés, Hugo Vázquez, Ricardo López, Higinio Casuso, Ángel Gutiérrez y José Caballero.

A ocho años: Manuel Ramírez, Francisco Brito, Renay Hernández, Raúl Fajardo, Alfredo Batista y Arnaldo Escalona.

A cuatro años: Inocente Martínez, Hildo Madam, Ramón Chávez, Manuel Martín y Luis M. Martínez Saénz. A tres años: Reinaldo Puig, Arturo García, Miguel Machado, Leovigildo Duiaga, Giraldo Victoria y Lázaro Suárez.

La menor condena, dos años de reclusión domiciliaria, fue para Marcelino Menéndez, contra quien prácticamente no hubo pruebas.

Screenshot 2024-01-28 at 6.06.07 PMNueva Operación Verdad: otro derroche en propaganda y mentiras

Familiares y personas relacionadas con los condenados sufrieron todo tipo de represalias y hostigamientos  
Según refirió en 2017 en su blog la periodista exiliada en Suiza Tania Quintero, en un artículo titulado Los condenados de la Microfracción, Hilda Felipe, militante del PCC y  esposa de Arnaldo Escalona —a quien, siendo abogado, el tribunal le impidió asumir su autodefensa— luego de pasar 90 días en Villa Marista sometida a continuos interrogatorios, luego de ser puesta en libertad, volvió a ser arrestada en mayo de 1968 y condenada a cinco años de privación de libertad, de los cuales pasó dos en la cárcel y tres en reclusión domiciliara.

El Caso de la Microfracción sirvió a Fidel Castro para desembarazarse de los comunistas  apegados a la línea de Moscú que les estorbaban y dar un escarmiento para los que se atrevieran a discrepar. Antes, con el mismo fin, había ocurrido en 1962 la llamada “depuración de errores del sectarismo”, cuando purgaron a Aníbal Escalante, un veterano  del PSP  que, en ese momento, estaba al frente de las Organizaciones Revolucionarias integradas (ORI); y en 1965 el Caso Marquito, tras el que  pusieron en prisión domiciliaria  a Joaquín Ordoqui y a Edith García Buchaca.

Luego de la Microfracción, en el partido único reinó la unanimidad absoluta respecto a las órdenes de Fidel Castro, sin importar cuan cuestionables estas fueran.

amionesJulio Antonio Mella: lo que no cuenta la historiografía castrista

Publicado originalmente en Cubanet. Luis Cino Álvarez reside en Arroyo Naranjo, Cuba, y a pesar de la represión desde 1998 ejerce el periodismo independiente. Entre 2002 y la Primavera Negra de 2003 perteneció al consejo de redacción de la revista De Cuba. Fue subdirector de Primavera Digital. Es colaborador de CubaNet desde hace 20 años. Trabajó como profesor de inglés, en la construcción y la agricultura. Sueña con poder dedicarse por entero y libre a escribir narrativa. Le apasionan los buenos libros, el mar, el jazz y los blues. 

Screenshot 2023-07-15 at 9.49.18 PM11-J, el anhelado y (por el momento) frustrado despertar de los cubanos

Te puede interesar
Screenshot 2024-02-26 at 11.27.04 AM

Adiós, Juana

Luis Cino
Hechos 26 de febrero de 2024

En una memorable ocasión, cuando luego de tener que esperar que llegara un alto dirigente y su séquito para iniciar su actuación, preguntó: “¿Qué volá, ya están aquí todos los secuaces?”

Screenshot 2024-05-07 at 1.49.33 PM

El culebrón de Pedro Sánchez no termina

Luis Cino
Hechos 10 de mayo de 2024

¿De veras alguien creyó que Pedro Sánchez, por amor a Begoña, iba a dimitir? ¿Con todas las maromas que tuvo que hacer para conseguir la presidencia? ¿Con todos los sapos que tuvo que tragar en esa alianza con Podemos, la izquierda más recalcitrante, los separatistas vascos y catalanes, Puigdemont y demás prófugos de la justicia a quien ofreció amnistiar?

Screenshot 2024-02-27 at 11.54.32 PM

El castrismo condecora a Alice Walker

LUIS CINO
Hechos 29 de febrero de 2024

Tal vez por su problema de visión —aunque ella dice que eso le da consciencia y lucidez—, Alice Walker prefiere ver un paraíso de justicia social, una Cuba idealizada antes que la Cuba real

Screenshot 2024-05-12 at 6.19.42 PM

El único periodismo que acepta la dictadura es el simulacro del oficio

LUIS CINO
Hechos 13 de mayo de 2024

La represión no es solo contra los periodistas independientes. El régimen también considera delito y penaliza severamente a las personas que en las redes sociales informan sobre las protestas. Hace unos días, a la joven Mayelín Rodríguez Prado la condenaron a 15 años de prisión

Lo más visto
Screenshot 2024-05-07 at 1.49.33 PM

El culebrón de Pedro Sánchez no termina

Luis Cino
Hechos 10 de mayo de 2024

¿De veras alguien creyó que Pedro Sánchez, por amor a Begoña, iba a dimitir? ¿Con todas las maromas que tuvo que hacer para conseguir la presidencia? ¿Con todos los sapos que tuvo que tragar en esa alianza con Podemos, la izquierda más recalcitrante, los separatistas vascos y catalanes, Puigdemont y demás prófugos de la justicia a quien ofreció amnistiar?

Screenshot 2024-05-12 at 5.38.19 PM

No es solo antisemitismo en universidades, es un serio problema de seguridad nacional: ¿Despertará Estados Unidos?

RICARDO ISRAEL
Autores 12 de mayo de 2024

Lo que nos muestran las protestas en las universidades es que el verdadero objetivo no es Israel, sino el país norteamericano, que todavía no parece ni entenderlo del todo ni reaccionar. El lenguaje se ha alterado y se llama ocupación “pacifica” lo que simplemente es violento e ilegal, una muestra más de la cantidad de complejos que existen en occidente en general y en EE. UU. en particular

Screenshot 2024-05-12 at 6.19.42 PM

El único periodismo que acepta la dictadura es el simulacro del oficio

LUIS CINO
Hechos 13 de mayo de 2024

La represión no es solo contra los periodistas independientes. El régimen también considera delito y penaliza severamente a las personas que en las redes sociales informan sobre las protestas. Hace unos días, a la joven Mayelín Rodríguez Prado la condenaron a 15 años de prisión

Suscríbete al newsletter para recibir periódicamente las novedades en tu email