La izquierda latinoamericana, magnánima a la hora de juzgar los actos del castrismo

La dictadura cubana también ha calificado de delincuentes a quienes han intentado solicitar asilo político en embajadas de La Habana, y los gobiernos de izquierda dieron por buena su versión...

Historia 12 de abril de 2024 Luis Cino
Screenshot 2024-04-10 at 2.45.39 PM

Indignados por el allanamiento de las autoridades ecuatorianas de la embajada mexicana en Quito para arrestar al exvicepresidente Jorge Glas, que permanecía asilado allí, el Gobierno de Andrés Manuel López Obrador y la dictadura de Daniel Ortega han roto relaciones diplomáticas con Ecuador.

Y en Caracas, Nicolás Maduro ha tenido a bien desatender por un momento sus trajines para la farsa electoral que prepara para declarar que este allanamiento es “un acto de barbarie nunca visto en América Latina” y “una acción que ni en las más atroces dictaduras de la región se había registrado”.

Se equivoca Maduro. Hechos como ese, y de peor modo, incluso con muertos, los ha cometido su tan admirada e imitada dictadura castrista, en al menos tres ocasiones, casualmente dos de ellas en la embajada ecuatoriana en La Habana.

El 11 de diciembre de 1961 los militares que custodiaban la embajada de Ecuador en La Habana acribillaron a balazos a tres jóvenes (Julián Espinosa Montesino, Israel Leal Rodríguez y Adalberto Hernández Borrego) e hirieron a cuatro que junto a otros siete iban en un camión que irrumpió en la sede diplomática en busca de asilo político.

El 9 de diciembre de 1980, cuando aún estaba fresco el escándalo por lo acaecido unos meses antes en la embajada de Perú, efectivos de Tropas Especiales irrumpieron en la embajada del Vaticano en La Habana para arrestar a cinco hombres y tres mujeres, casi todos Testigos de Jehová, que habían penetrado en la embajada en busca de asilo político y a quienes les estaban tramitando los salvoconductos.

Screenshot 2024-04-09 at 2.07.01 PM44 años de la Embajada de Perú (preámbulo del éxodo de El Mariel)

Juan Owen Delgado, de 15 años, murió unos días después, a consecuencia de los golpes que recibió al ser arrestado. Los hermanos Ventura, Cipriano y Eugenio García Marín, fueron juzgados sumariamente y fusilados tres semanas después. A los otros cuatro implicados, incluida la madre de los fusilados, les impusieron condenas de entre 15 y 25 años de prisión, que no llegaron a cumplir gracias a la presión internacional.

El 14 de febrero de 1981, 30 personas penetraron en la embajada ecuatoriana en La Habana y tomaron como rehén al embajador Jorge Pérez Concha y a otros diplomáticos para exigir asilo político. Los secuestradores entregaron al embajador varias pistolas calibre 22 sin detonador que portaban y el Gobierno ecuatoriano envió a Cuba una comisión para negociar la liberación de los diplomáticos, la cual se produjo el 20 de febrero.

Unas horas después, en la madrugada del 21, para capturar a los secuestradores, lanzando gases lacrimógenos, irrumpieron las Tropas Especiales que, por órdenes personales de Fidel Castro, habían mantenido cercada la embajada con francotiradores apostados en los alrededores. El Gobierno ecuatoriano protestó enérgicamente. El presidente Jaime Roldós negó que hubiera autorizado el desalojo, como afirmaba Fidel Castro, al puntualizar: “No autoricé ni podría autorizar jamás que la embajada fuera tomada”.

Además de estos casos, la organización no gubernamental Archivo Cuba documenta dos casos de cubanos que han sido muertos cuando intentaban buscar asilo en embajadas en La Habana: Esteban Bencomo López, en la embajada de Perú, el 12 de abril de 1980; y Juan Peña Dueñas, de 18 años, en la embajada de Venezuela, el 12 de noviembre de 1985.

Screenshot 2024-03-29 at 10.40.07 AMRebelión y represión: los 65 años de la lucha del Tíbet contra China

Pese al tradicional respeto al derecho de asilo por parte de los gobiernos latinoamericanos, ninguna de esas graves violaciones cometidas por el régimen castrista provocó un escándalo comparable al que hay en estos momentos por el arresto de Jorge Glas y a ningún gobierno se le ocurrió romper relaciones diplomáticas con Cuba.

Las autoridades ecuatorianas consideran que Jorge Glas, acusado de actos de corrupción cuando era vicepresidente del gobierno de Rafael Correa, es un delincuente y que, por tanto, no puede ser considerado un preso político. La dictadura cubana también ha considerado como delincuentes a los que han intentado solicitar asilo político en embajadas de La Habana, y los gobiernos latinoamericanos, especialmente los de izquierda, dieron por buena su versión.            

Por proverbial, ya no asombra la magnanimidad de la hipócrita izquierda latinoamericana a la hora de juzgar, haga lo que haga, a la dictadura cubana.

Screenshot 2024-04-09 at 11.15.11 PMBreve historia del Mariel: el primer éxodo del desencanto

Publicado originalmente en Cubanet. Luis Cino Álvarez reside en Arroyo Naranjo, Cuba, y a pesar de la represión desde 1998 ejerce el periodismo independiente. Entre 2002 y la Primavera Negra de 2003 perteneció al consejo de redacción de la revista De Cuba. Fue subdirector de Primavera Digital. Es colaborador de CubaNet desde hace 20 años. Trabajó como profesor de inglés, en la construcción y la agricultura. Sueña con poder dedicarse por entero y libre a escribir narrativa. Le apasionan los buenos libros, el mar, el jazz y los blues.     

Screenshot 2024-03-28 at 4.53.15 PMEl error del fin de las dictaduras neocastristas en el siglo 21

Te puede interesar
Screenshot 2024-02-27 at 2.06.31 AM

Documental sobre Barbarroja, agente de la subversión castrista en Latinoamérica

Luis Cino
Historia 27 de febrero de 2024

Los prosélitos latinoamericanos de Barbarroja tuvieron que acudir a medios nada ortodoxos para el financiamiento de los grupos guerrilleros: asaltaron bancos, secuestraron para exigir rescates, entraron en tratos con narcotraficantes. Y Barbarroja, desde su oficina en el Palacio de la Revolución, muy cerca de la de Fidel Castro, administraba las finanzas de la subversión

Lo más visto
Screenshot 2024-05-07 at 1.49.33 PM

El culebrón de Pedro Sánchez no termina

Luis Cino
Hechos 10 de mayo de 2024

¿De veras alguien creyó que Pedro Sánchez, por amor a Begoña, iba a dimitir? ¿Con todas las maromas que tuvo que hacer para conseguir la presidencia? ¿Con todos los sapos que tuvo que tragar en esa alianza con Podemos, la izquierda más recalcitrante, los separatistas vascos y catalanes, Puigdemont y demás prófugos de la justicia a quien ofreció amnistiar?

Screenshot 2024-05-12 at 6.19.42 PM

El único periodismo que acepta la dictadura es el simulacro del oficio

LUIS CINO
Hechos 13 de mayo de 2024

La represión no es solo contra los periodistas independientes. El régimen también considera delito y penaliza severamente a las personas que en las redes sociales informan sobre las protestas. Hace unos días, a la joven Mayelín Rodríguez Prado la condenaron a 15 años de prisión

Suscríbete al newsletter para recibir periódicamente las novedades en tu email