Cuba necesita una terapia familiar

Para superar décadas de intolerancia, odios, prejuicios e incomprensiones que nos impusieron, y de una vez por todas pasar por encima de los mandamases que, aunque vaya en ello el hundimiento de la nación, se niegan a pedir perdón y rectificar su rumbo fallido

Cuba libre 13 de marzo de 2024 Luis Cino
Screen Shot 2024-03-07 at 7.31.49 PM

Hace varios días se fue mi sobrino, con su hija y su esposa, para Estados Unidos. Más que sobrino, era también como si fuera mi amigo. O mi hijo. A pesar de eso, o precisamente por eso, no me despedí de él. Preferí no estar presente en el momento de la partida. Me entristecen mucho las despedidas. Ya no puedo con una más. Han sido demasiadas las despedidas.

Y cada vez son más. De familiares, amigos, vecinos. Y no quiero ni pensar cuando llegue la hora de despedirme de mis dos hijos y mis dos nietos, que debe estar próxima, porque desde febrero de 2023 están esperando para irse por un parole humanitario.

Que no intenten consolarme. Sé lo que me van a decir. Que no me ponga dramático, que hay miles de cubanos en la misma situación que yo, que hay poquísimas familias cubanas que no estén desgarradas por la emigración y el exilio; que no sea egoísta, que es por el bien de ellos, que “esto no es vida y ya no hay quien lo soporte”; que “allá” van a estar mejor, y que ya no es como antes, cuando te ponían aquel ominoso cuño del MININT de “salida definitiva” y todo lo que eso implicaba, etc…OK, sé todo eso.

Como también sé que no son muchas las tragedias que superan la de verse obligado a dejar atrás su tierra, las personas que uno quiere, la casa donde creciste, amaste por primera vez, nacieron tus hijos y murieron tus padres; las cosas que tanto esfuerzo te logró conseguir y que tuviste que vender en una miseria o regalar; tus hábitos y costumbres, los paisajes de lo que fue tu vida hasta el momento de abordar el avión…

El día antes de la partida de mi sobrino, a modo de despedida, pero intentando en vano que no fuera ese el ambiente, se reunió la familia, lo que va quedando de ella. Mis hermanos, que siguen siendo simpatizantes del castrismo, y yo, que soy abiertamente opuesto al régimen, nos hicimos el firme propósito de no discutir de política. Pero fue inútil. Terminamos cayendo en el tema. Es inevitable. ¿Cómo se pueden reunir hoy más de dos cubanos y no hablar de política?

Screen Shot 2024-03-07 at 5.07.32 PMIndefensión y aturdimiento de la mayoría de los cubanos

Pero fue positiva la discusión. Aunque no consiguiéramos ponernos de acuerdo. Al menos, cada uno expuso sus argumentos, nos escuchamos sin interrumpirnos y no terminamos, como otras veces, crispados, gritando, insultándonos y dando portazos.

Mis hermanos, septuagenarios, siguen creyendo lo que dicen los medios oficialistas. Pero ya no tan al pie de la letra como hace unos años. Buscan justificaciones y culpables a los desastres y no conciben otras razones que las del régimen. No quieren dar su brazo a torcer y reconocer que de nada sirvió su dedicación a “la revolución”, pero ya admiten con dolor que hay “muchos errores e hijoeputadas”, que “esto cada vez se va pareciendo menos a la revolución de Fidel” y que “hay que hacer cambios”.

Es significativo que nuestra reunión haya sido así, en paz, porque nunca como ahora los ánimos estuvieron tan caldeados como están hoy en Cuba, cuando a fuerza de miseria, abusos y desastres, parecen faltar unos pocos instantes para que ocurra una explosión que arrase con todo.

Nuestra reunión funcionó como una sesión de terapia familiar. Algo así necesita esta gran familia que formamos los cubanos. Todos, los de aquí y los de allá. Pensemos como pensemos. Para superar décadas de intolerancia, odios, prejuicios e incomprensiones que nos impusieron, y de una vez por todas pasar por encima de los mandamases que, aunque vaya en ello el hundimiento de la nación, se niegan a pedir perdón y rectificar su rumbo fallido.

Cada vez somos más los cubanos que estamos convencidos de que no podemos seguir así, con tanto dolor, que no queda otro remedio, por el bien de todos, que escucharnos, entendernos y ponernos de acuerdo.  

Screenshot 2024-02-28 at 12.49.16 AMMentiras del castrismo y verdades de los alzados del Escambray

Publicado originalmente en Cubanet. Luis Cino Álvarez reside en Arroyo Naranjo, Cuba, y a pesar de la represión desde 1998 ejerce el periodismo independiente. Entre 2002 y la Primavera Negra de 2003 perteneció al consejo de redacción de la revista De Cuba. Fue subdirector de Primavera Digital. Es colaborador de CubaNet desde hace 20 años. Trabajó como profesor de inglés, en la construcción y la agricultura. Sueña con poder dedicarse por entero y libre a escribir narrativa. Le apasionan los buenos libros, el mar, el jazz y los blues.     

Collage _El lado más soleado y más oscuro de mi calle_, LLL, 2023Todas las Habanas son Habanas perdidas

Te puede interesar
Screenshot 2024-03-20 at 11.43.16 PM

Jorge Junior: un reguetonero en su laberinto

Luis Cino
Cuba libre 21 de marzo de 2024

Ya no deberían asombrar las evasivas, zorrerías, circunloquios y pendejadas de los artistas cubanos que, en el exterior, en lo que respecta al régimen castrista dicen ser apolíticos, pero que se prestan gustosos a participar en cuanto guateque y pachanga oficialista son convocados cuando están en Cuba

Screenshot 2024-04-13 at 6.17.17 PM

¿Qué podemos hacer por el pueblo de Cuba?

Camila Acosta
Cuba libre 13 de abril de 2024

Se deben rechazar las fórmulas globalistas (Agenda 2030, ideología de género, feminismo, wokismo, progresismo), porque estas son las mismas que han sostenido al régimen cubano y porque solo contribuirían a perpetuar ideologías extremas, dictatoriales y/o neomarxistas. El camino es difícil, tortuoso, lleno de obstáculos, pero no imposible

Screenshot 2024-03-29 at 10.21.50 AM

Las protestas populares y el régimen de Cuba

Luis Cino
Cuba libre 06 de abril de 2024

Los hombres y mujeres del pueblo, iletrados en su mayoría, que reclaman vivir como personas, están consiguiendo poner contra las cuerdas al régimen, algo que la oposición prodemocracia no consiguió en décadas...

Screen Shot 2024-03-07 at 5.07.32 PM

Indefensión y aturdimiento de la mayoría de los cubanos

Luis Cino
Cuba libre 10 de marzo de 2024

El régimen ha conseguido amansar y silenciar incluso a muchos cubanos en el exterior. Son esos que aseguran que emigraron por razones económicas, no políticas, y que temen posicionarse públicamente en contra del castrismo por temor a que, en represalia, les impidan visitar Cuba para ver a sus familiares

Screenshot 2024-03-14 at 2.02.33 PM

La Habana, entre los cocos y las jineteras

HUGO BALDERRAMA
Cuba libre 16 de marzo de 2024

No todos los médicos cubanos son agentes subversivos, muchos son, en realidad, rehenes obligados a trabajar para la dictadura, pues deben entregar el 90% de su salario a La Habana. Además, aquellos galenos que tienen hijos y esposa son forzados a dejar a su familia como garantía

Lo más visto

Suscríbete al newsletter para recibir periódicamente las novedades en tu email